Cómo evitar llamadas no deseadas de futuras campañas publicitarias

Cómo evitar llamadas no deseadas de futuras campañas publicitarias

La Lista Robinson permite a los usuarios apuntarse para evitar que las operadoras y otras empresas les bombardeen con llamadas y mensajes para que compres sus productos. Lleva funcionando desde 1993, aunque en ese momento se utilizaba para que la ciudadanía pudiera oponerse a que le enviaran publicidad por correo postal y no por Internet. Según cuenta a Maldita Tecnología Emilio Suárez, responsable jurídico de Adigital, la asociación que la fundó y dirige desde entonces, el paso a lo digital se hizo cuando entró en vigor la Ley Orgánica de Protección de Datos de 1999 y su reglamento de desarrollo en 2007.

Con el boom del uso de Internet y la búsqueda de nuevas estrategias comerciales por parte de las empresas, también se investigaron nuevas maneras de hacer más accesible el derecho a la oposición, que asegura que una empresa no utilice los datos personales que tiene sobre los usuarios para un determinado fin si se lo solicitan.

Para facilitar esto, se creó el concepto de fichero de exclusión publicitaria, al que responde la Lista Robinson y que operan en España bajo regulación nacional. No solo cubre la publicidad en Internet: esta lista hace posible que los consumidores puedan oponerse a llamadas indeseadas, correos electrónicos o SMS.

En caso de que los usuarios se apunten a esta lista, su efecto no es inmediato: una empresa podrá seguir mandando comunicaciones en caso de que la campaña publicitaria empezase antes de que el usuario en cuestión se inscribiese en el fichero.

Más tarde, entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) europeo y la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales y el uso de estos ficheros se extendió aún más. A día de hoy, alrededor de 1.200.000 personas inscritas en la lista Robinson, según Suárez, aunque no es el único fichero que hay con esta función.

¿Por qué las empresas están obligadas a comprobar la lista?

Los ficheros de exclusión publicitaria como la Lista Robinson vienen incluidos el artículo 23 de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), que dice que pueden crearse “sistemas de información” que incluirán “datos imprescindibles para identificar a los afectados” con el objetivo de “evitar el envío de comunicaciones comerciales a quienes hubiesen manifestado su negativa u oposición a recibirlas”.

Las empresas deben mirar esta lista si los ciudadanos no han dado su consentimiento para que se les contacte porque es una forma válida que tienen de ejercer su derecho a la oposición del uso de datos.

¿Y por qué es la Asociación Española de la Economía Digital quien tiene que gestionar los datos de la Lista Robinson? La ley también indica que las entidades que manejen ficheros como esta lista deben tener el visto bueno de la Agencia Española de Protección de Datos (la autoridad de control competente), como es el caso de la asociación.

“El sistema de consulta de la Lista Robinson por parte de las empresas fue diseñado para garantizar que estas nunca tengan acceso a los datos de los ciudadanos inscritos, al mismo tiempo que nosotros no tenemos acceso a los datos de la empresa”, explica Suárez.

Fuente y foto: GranadaDigital

Altres articles

Abrir conversación
1
¿Cómo le podemos ayudar?
Hola 👋🏻 Gracias por visitar la web de nuestro despacho de abogados. ¿Cómo le podemos ayudar?